Publicación de la cantidad adeudada en la lista de relación de morosos en la Junta de propietarios. LOPD

Planteamiento
En una reunión de una Comunidad de propietarios, se plantea la siguiente cuestión por un moroso.
Dicho propietario no estaba de acuerdo en que se reflejara en la lista, la cantidad que adeudaba.
¿Estamos ante una vulneración de la Ley Orgánica de Protección de Datos personales?

Respuesta
El art. 16.2 LPH exige que en la convocatoria a la Junta se adjunte la lista de aquellos propietarios que no se hallen al corriente de pago de los gastos comunitarios. En la convocatoria a la junta debe comunicarse la existencia de la situación de endeudamiento del propietario y que ésta conlleva la privación del derecho de voto, todo ello con el fin de que el propietario moroso pueda subsanarla por el cauce establecido en el art. 15.2 LPH, esto es, impugnación judicial o consignación judicial o notarial.
En efecto, señala el art. 15.2 LPH que "los propietarios que en el momento de iniciarse la junta no se encontrasen al corriente en el pago de todas las deudas vencidas con la comunidad y no hubiesen impugnado judicialmente las mismas o procedido a la consignación judicial o notarial de la suma adeudada, podrán participar en sus deliberaciones si bien no tendrán derecho de voto. El acta de la Junta reflejará los propietarios privados del derecho de voto, cuya persona y cuota de participación en la comunidad no será computada a efectos de alcanzar las mayorías exigidas en esta Ley". La única forma que tienen los propietarios de liquidar la deuda "en el momento de iniciarse la junta" es conociendo la cantidad exacta que puede ser objeto de liquidación, por lo que este dato, es decir, la deuda, debe incluirse en la convocatoria. Lo mismo ocurre cuando la junta se convoca para liquidar la deuda a los efectos de reclamar deudas a los propietarios morosos, por lo que en la convocatoria también tiene que incluirse este dato.
En la medida en que la inclusión del importe que adeuda el moroso se encuentra permitido por la LPH , es decir, por la Ley, no se considera vulneración del derecho al honor, intimidad o propia imagen, ni de la normativa de protección de datos. Así, se desprende en relación con este último aspecto de lo señalado en el art. 11.2 de la Ley Orgánica 15/1999, de 13 de diciembre, de Protección de Datos de Carácter Personal.