Adopción de acuerdo para la instalación en el patio de luces de verticales de agua

Planteamiento
En una comunidad de propietarios se quiere llevar a cabo el cambio de las verticales de agua por el mal estado de estas. Existe el informe de un arquitecto que aconseja su sustitución dado el estado que presentan.
La sustitución se quiere llevar a cabo por el patio de luz, dado que implica una obra más sencilla, práctica y económica, por lo cual se modifica la actual ubicación de las verticales. Uno de los propietarios de la finca manifiesta su negativa a que se realice la obra por los patios de luces por ser zona común y exige que se apruebe por unanimidad.
Por dicho patio ya existen tuberías de gas natural, instalación realizada a posteriori en la finca y autorizada por la mayoría de la comunidad de la cual se beneficia este propietario. ¿Se requiere unanimidad o mayoría para la sustitución?
¿Se requiere la unanimidad para que las nuevas tuberías se ubiquen por el patio de luz o sólo la mayoría?

Respuesta
Las verticales de agua tienen la consideración de elementos comunes del edificio, a la vista de lo dispuesto en el art. 386 CC. En tal sentido, debe incidirse sobre el dato de que existe una recomendación de un arquitecto o experto en el sentido de aconsejar cambiar o sustituir dicha instalación. Por tanto, habrá que estar a lo señalado en el art.10 LPH, cuando dispone que "será obligación de la comunidad la realización de las obras necesarias para el adecuado sostenimiento y conservación del inmueble y de sus servicios, de modo que reúna las debidas condiciones estructurales, de estanqueidad, habitabilidad, accesibilidad y seguridad".
Sentadas estas bases, la decisión sobre la sustitución de las verticales de agua se adoptará por mayoría de la comunidad al ser una obra necesaria (art.17.3 LPH), no tratándose, a nuestro juicio, de una mejora o nueva instalación innecesaria por lo que todos los vecinos, sin excepciones, deben participar en el gasto sin que sea de aplicación lo dispuesto en el art. 11 LPH.
En cuanto a la decisión sobre la ubicación de la nueva instalación, es habitual que esta discurra por los patios cuando se ejecuta una obra de tal entidad, por así recomendarlo habitualmente los facultativos que intervienen en las obras, tanto desde el punto de vista del ahorro económico, envergadura de la obra y fácil reparación. Por tanto, en la medida en que concurren los suficientes elementos subjetivos que justificación realizar la obra de esta forma -en el patio- el acuerdo podrá adoptarse por mayoría, máxime cuando también ya existe un precedente, pues las tuberías ya pasan por el patio con algún suministro (gas). En definitiva, no será precisa ni la unanimidad ni las 3/5 partes de los votos.